Voy a ser muy sincera, tener que pasar por una biopsia no es agradable, pero cuando tienes la información de lo que es y cómo funciona, es mucho más llevadero.

Una vez hecha la biopsia, te das cuenta que es menos dolorosa y traumática de lo que te habías imaginado. Ya que la imaginación, en este caso, suele ir en contra.

Sé que te resultará difícil estar tranquila hasta que la hayas pasado, pero por lo menos sirva este post para ayudarte a relativizar el impacto.

Deseo de corazón que así sea.
La biopsia no es más que una pequeña punción, donde recogen tejido del cuello uterino para examinar con mayor precisión y confirmar o no el grado de lesión celular. Es un pellizquito y molesta un poco, pero es muy rápido. Chicas, hemos pasado por cosas mucho peores 💪🏻

Desde mi propia experiencia te digo que la actitud lo es todo. Así como los pensamientos, la energía y la vibración que le pongas a las cosas.

Nada tuvo que ver mi primera experiencia de biopsia, con la segunda.

En la primera iba aterrada, tensa, nerviosa y sin dejar de elaborar pensamientos de pánico sobre la prueba. Mi cuerpo estuvo contraído en todo momento. Así que imagínate la experiencia: Horrible! Estuve sangrando como una semana y los 2 primeros días con bastante molestia tirada en el sofá.

En la segunda, lo tomé como una oportunidad de saber cómo estaba mi precioso cuello uterino, la información valiosa que eso me iba a proporcionar. Así que me relajé, hablé con mi útero, tomé respiraciones, sonreí, relajé mi mandíbula, abrí mi boca (sobre esto ya te contaré másy tuve el privilegio de conocer mi cérvix.

WOW! lo vi por primera vez y eso para mí fue una experiencia muy emocionante. No tuve sangrado, creo que una leve manchadito el primer día, nada de molestia y al día siguiente hice una caminata de 6 km como si nada.

Así que aunque te parezca loco, raro o mentira… Agradecí.

De ti depende hacer de este momento algo terrorífico o un simple procedimiento que no ocupa más allá del momento en el que se realiza.

Dime, ¿Cuántas oportunidades tienes de ver tu propio cérvix?