Fortalecimiento de la energía de la matriz con compresas de jengibre

Tal y como te comenté en un post anterior, las compresas de jengibre son una excelente terapia en la etapa de menopausia, también en diferentes momentos de la vida de una mujer.

En Ayurveda, Apana Vayu consituye el subdosha que interviene en el equilibrio del órgano reproductor femenino. Es el movimiento del prana (del aire) que circula hacia abajo y hacia fuera. La energía responsable de eliminar deshechos producidos tanto por el cuerpo (nivel celular, heces, orina y flujo menstrual) como por la mente.

Las compresas de jengibre se han utilizado durante miles de años para aliviar dolor de espalda baja, así como para energizar los riñones, la vejiga y los órganos reproductores femeninos.

Antes de comenzar con la fomentación, que no debe durar más de 30 minutos, es recomendable frotarte el vientre con aceite de sésamo caliente en abundancia inmediatamente antes y después del tratamiento.

Las sensaciones que experimentarás serán de un agradable calor que se expande por tu vientre.

Puedes aplicar este tratamiento también en la zona de espalda baja y descubrirás su eficacia a la hora de reducir las molestias en la parte inferior del cuerpo después del tratamiento. Descansa de 5 a 10 minutos antes de levantarte, hazlo lentamente y procura llevar durante el resto de día un ritmo lo más tranquilo posible.

El momento indicado para este tratamiento:

6:00 a 10:00 (mañana o tarde), una semana antes de la luna nueva (fin de la fase menguante).

No apliques este tratamiento en los siguientes momentos. Contraindicaciones:

  • Menstruación
  • Sangrado
  • Fiebre
  • Durante un momento de duelo

Ingredientes:

  • 2-4 litros de aguan (4 l para la espalda baja o riñones)
  • 1 puñado de jengibre fresco rallado

Utensilios:

1 olla grande para hervir el agua

1 pañuelo de algodón para envolver el jengibre

1 toalla de mano para la terapia

1 toalla grande para cubrir la zona de terapia

Ralla el jengibre y envuélvelo dentro del pañuelo, asegúralo con un cordón (es un sistema parecido al “potali”, que ya te explicaré en otra ocasión). Debes hervir el agua durante unos 30 min. a fuego lento, mantén tapada la olla. Cuando el agua empieza a hervir, pon el preparado de jengibre dentro de la olla sin introducir todavía en el agua, se trata de estrujarlo con la mano para que el jugo de jengibre se filtre a través del pañuelo en el agua. Una vez hecho esto, ya puedes depositar el pañuelo dentro del agua y dejar hirviendo.

Retíralo del fuego, deja reposarlo durante 5 minutos sin destapar la olla. Es posible que necesites ayuda para hacer las aplicaciones de la compresa. Túmbate en una zona cómoda. Antes de tumbarte, asegúrate que tienes la olla cerca y que puedes manipular la toalla de mano que utilizarás a modo de compresa para ponerte en tu vientre o en la zona de tu espalda baja o riñones, en función de lo que necesites.

Una manera de evitar quemarte es coger la toalla que utilizarás como compresa por los extremos y solo introducir en el agua la parte media de la misma. Escurre el exceso de agua, y procura probar la temperatura de la compresa, en una parte de tu antebrazo, por ejemplo, antes de aplicarla en tu cuerpo para evitar cualquier tipo de quemadura. La temperatura debe ser soportable.

Mantén siempre la olla tapada para aprovechar al máximo el calor. Deberás volver a remojar la compresa cada 5 min o cuando notes que la misma se enfría. Tapa siempre la zona donde aplicas la compresa con una toalla grande para preservar al máximo la temperatura. Repite la mima operación, hasta que el agua de la olla se haya enfriado, nunca más allá de media hora.

Te sorprenderá la efectividad de esta sencilla terapia, en la desaparición de molestias, así como las sensaciones de relajación y bienestar.

¡Pruébalo y me cuentas! Me gustará saber qué resultados has obtenido 🙂

#menopausia #saludhormonal #saludfemenina #saludmenstrual #ayurveda #alimentaciónymenopuasia #remediosnaturales #hierbasmedicinales #ayurvedaparalamujer